Mural Flores amarillas Grafiti Castillo Loira Camaron Vaca Escocia Mar

¡Ay Balisa!

  • Categoría: ,

















  • Aterciopeladas tencas duermen en blando fango,
    crecidos renacuajos sueñan con ser sapos.
    Arañas se deslizan sobre patines de ocho ruedas;
    sobre el agua de un arroyo, bajo la sombra de una chopera.

    ¡Ay Balisa.., que de te da la risa!
    cuando la sirena de agua dulce asoma su cabeza
    y sus pelos vuelan con la brisa

    ¡Ay Balisa.., que estás arrecida de frío!
    cuando dos pinguinos nadan panza arriba
    y sus aletas baten con brío.

    Caballitos de arroyo se divierten y balancean
    con bigotes dalinescos de esquivos barbos frescos.
    Forasteras carpas tristes, observan atormentadas,
    la Balisa no es su casa, no se sienten afortunadas.

    ¡Ay Balisa.., que me da la risa....!



    Caminar junto al Arroyo Balisa y escuchar el sonido de la corriente del agua, es algo inusual, algo que no se suele dar muchas veces. Casi siempre seco, este afluente del río Voltoya, me ha acompañado en caminatas y, sobre todo, durante muchas tardes de pesca menor. Los clásicos peces de talla pequeña, las tardes junto a los incansables croares de ranas, los lagartos que me miraban por si acaso yo me movía, las escabullidoras serpientes de agua, los sustos de esos patos que rompían el silencio desde lo más profundo de un bodón, los zumbidos de mosquitos que nunca se rendían..., son tantas las sensaciones que la Balisa me dejó, que cuando por ella no corre el agua, una tristeza se apodera en el fondo de mi corazón.

    Esta foto la tomé el 25 de Enero de 2003, en pleno paseo invernal.
    (c) Copyright 2011 Plasmado.