Mural Flores amarillas Grafiti Castillo Loira Camaron Vaca Escocia Mar

Preplasmotecnia

  • Categoría: ,
















  • Lo confirmo; me encanta hacer fotos a cualquiera que, valga la redundancia, está haciendo fotos. Me gusta adelantarme al fotógrafo en su instantánea. Precipitarme un segundo antes de escuchar el sonido de su cámara de fotos. ¿Existe algún concepto que haga referencia a esto? Yo, por si las moscas, me invento un término y aquí paz y después gloria.

    Preplasmotecnia: Dícese de la técnica fotográfica basada en la captura de sujetos que están en posición de realizar una fotografía. Existen tres características importantes para considerar una instantánea como un preplasmo: "Quién, cómo y qué".
    -Quién: El sujeto, fotógrafo, retratista o camarógrafo es uno de los elementos clave. Se muestra siempre dando la espalda y en primer plano.
    -Cómo: Máquina fotográfica. Aunque existen preplasmos en los que aparecen máquinas fotográficas en toda su extensión, lo habitual, es que no se muestren las cámaras en su completa totalidad.
    -Qué: Paisajes, monumentos, personajes, ideas, situaciones, etc.., todo lo que una persona quiera plasmar con su máquina de fotos. Es el componente más extenso del preplasmo.

    En 1894, cuatrocientas treinta y dos pesonas trabajaron intensamente durante ocho largos años. La construcción del "Tower Bridge" fue un desafío para la ciudad de Londres. Por entonces, aquel monumento era el puente levadizo más grande y sofisticado del mundo. Máquinas de vapor levantaban hidráulicamente aquella mole en tan solo un minuto. En la actualidad, el sistema de elevación sigue siendo el mismo, lo único que en lugar de utilizar carbón, se utiliza petróleo y electricidad.
    El diseño de este edificio me parece de lo más atractivo de Londres. Si es de noche todavía gana más; la iluminación hace que el puente refleje todo su explendor sobre el río Támesis.

    Este preplasmo del levadizo puente "Tower Bridge" fue tomado el día 22 de Abril de 2011 en la ciudad de Londres. Justo antes, a modo de recuerdo, ingerimos un delicioso bocadillo de jamón serrano, queso parmesano y rúcula en un pequeño jardín colindante al Támesis. Aquel rincón estaba alejado del ambiente turístico de la zona. Sin lugar a dudas, una buena alternativa que el azar brindó a dos transeúntes.
    (c) Copyright 2011 Plasmado.