Mural Flores amarillas Grafiti Castillo Loira Camaron Vaca Escocia Mar

Hecatombe

  • Categoría:

  • El estruendo fue sublime, atronador. Ocurrió un martes de madrugada, en concreto el 24 de junio del año 2003. Eran las 04:19 am y algo interrumpió mi sueño en el que me encontraba dando a luz a varios gatos de todos los colores. En aquél sueño la gente me decía que no era tan raro parir un gato, que a veces pasaba y que había que ser fuerte y convivir con ello. Pero esa no es la cuestión. A lo que voy; decenas de libros y cds hicieron que una estantería desistiera rindiéndose ante un peso que, a lo largo de su vida, la había convertido en una esclava de las letras y la música. El contenido al completo se desplomó contra un escritorio de madera. Muchos de los cds y libros rebotaron y fueron a parar al suelo. De ahí que el estruendo no fuera seco y definido, sino que se prolongó durante casi dos segundos, lo suficiente como para perder de vista a mis cinco mininos multicolores que tenía como hijos.

    Un dado de barro blanco, una tabla de abdominales, los lomos de diccionarios de francés y griego, una foto de una niña haciendo la comunión, una papelera de mimbre, una gorra de un campamento de verano de la villa segoviana de Riaza y un flexo, fueron entre otros, los elementos inertes que presenciaron, en riguroso directo, la hecatombe.


    Esta foto fue tomada el 24 de junio del año 2003 en Coca (Segovia).
    (c) Copyright 2011 Plasmado.